Por qué tus hijos no deben abusar del uso de audífonos

  • Los pequeños no deben abusar del uso de auriculares, su uso frecuente con el sonido muy alto podría dañar la capacidad auditiva. Además, un estudio revela que los inhalámbricos causarían tumores y daños neurológicos.

 

Todas las personas disfrutamos escuchando música, cualquiera que sea el género de nuestra preferencia, y si nos encontramos en espacios abiertos o compartidos, por comodidad, preferimos hacerlo con audífonos.

 

 

Este hábito, desde temprana edad también lo adquieren nuestros hijos; sin embargo, ellos podrían estar utilizándolos más tiempo del recomendado, pues suelen dedicar largos lapsos a ver vídeos o escuchar diversos programas. ¡Cuidado!, los pequeños no deben exceder el uso de audífonos, pues podría implicar riesgos para su salud.

 

No se trata de evitarles el uso de audífonos, pero sí el abuso. En primera instancia, estos fomentan el aislamiento social cuando se emplean durante mucho tiempo. Lo adecuado es poner límites: días y horarios permitidos. Con ello, se les procura un mejor desarrollo al promover mayor interacción con la familia y su entorno.

 

 

Otro factor de riesgo es utilizarlos de manera frecuente con el sonido muy elevado, lo cual podría causarles la disminución progresiva de su capacidad auditiva, enfermedad conocida como hipoacusia; o tinnitus, que son zumbidos frecuentes.

 

La directora del Centro de Foniatría y Audiología de la Ciudad de México, Rosa Eugenia Chávez de Bartelt, alerta que el uso prolongado de audífonos también podría traer consecuencias como la alteración de la capacidad de aprendizaje, memoria y atención.

 

 

Y aunque no hay diferencia en la sensibilidad auditiva que tiene un infante de un adulto, lo cierto es que los pequeños sí son más susceptibles a padecimientos infecciosos respiratorios que afectan al oído, así que lo mejor es prevenir.

 

En este sentido, los auriculares inhalámbricos son más nocivos. En fecha reciente el bioquímico de la Universidad de Colorado, Jerry Phillips, informó que las radiaciones que emite la tecnología Bluetooth, podría incluso provocar cáncer, afecciones neurológicas y daños al ADN.

 

Ahora ya lo sabes, supervisa cuánto tiempo al día pasan tus pequeños con los audífonos puestos y con cuánto volumen. No significa que les impidas usarlos, pero sí lo puedes controlar. Inculcarles el gusto por la lectura es una excelente opción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.